fbpx

Indicadores para detectar comportamientos típicos de TDAH en Home School

  • Jueves, 21 de mayo de 2020

En esta situación que todavía estamos viviendo en Uruguay, de confinamiento parcial, la escolarización y con ello la rutina de los niños se ha visto afectada. Por tal motivo, la escuela se ha mudado al hogar, viviendo una situación de Homeschooling que ha generado algunas dificultades en algunos niños.

Esta circunstancia es una gran oportunidad para que los adultos puedan observar la conducta de sus hijos. Aquí les comento algunos de los comportamientos típicos de niños con TDAH en esta situación de escuela en casa.

Dificultades para la autorregulación del aprendizaje
Los niños con TDAH tienen dificultades importantes para administrar sus tiempos y tareas, así como para cumplir con el desarrollo de las mismas luego de culminar las clases online. Si bien es algo que le ocurre a la mayoría de los niños, los que tienen TDAH presentan relevantes y notorias dificultades.

Distracción con objetos cercanos
Mientras realizan las actividades académicas, los niños no deberían tener cerca artefactos que los distraigan, como televisión, radio o celular encendidos. Sin embargo, hay que prestar extrema atención en los niños que se distraen con otros objetos, que no deberían ser motivo de desatención, como por ejemplo la silla giratoria. Para un niño con TDAH, estar sentado en una silla giratoria es motivo suficiente para comenzar a moverse sin parar y así desviar la atención de lo académico.

Dificultades para generar una agenda académica
La planificación de las tareas es fundamental para la organización y el correcto uso del tiempo. Saber en qué horario se dicta cada clase curricular, qué días, cuánto tiempo se le va a dedicar a cada tarea extra, etc ayuda a la organización de los niños. Dejarlo plasmado por escrito es tan importante para ellos como dificultoso. Por eso, los adultos deben ayudarlos a realizar esta agenda, no hacerla por ellos.

¿Cómo colaborar con el niño?
Es aquí cuando los adultos debemos ser claros con los niños en cuanto a lo que necesitamos que cumplan y en qué períodos, fomentándolo paulatinamente.
Los adultos debemos ver si el niño logra una organización adecuada del ambiente en el que está trabajando. Esto significa tener un ambiente ordenado, carente de estímulos distractores que puedan desviar su atención. En el caso de la silla, una que sea fija es la mejor opción.
En esta etapa, es importante más que nunca la comunicación entre padres y maestros, de manera de detectar entre todos cualquier comportamiento no habitual que pueda generar dificultades.

Es fundamental destacar que estas situaciones no serán corregidas automáticamente, sino que con esfuerzo y dedicación irán mejorando cada día poco a poco.

Los invito a mirar mi video completo para conocer más sobre este tema y espero sus comentarios.