fbpx

Tiempo de estar en casa: qué hacer con los niños

  • Miércoles, 18 de marzo de 2020

La situación actual sobre el virus COVID-19 que vive actualmente nuestro país y el mundo ha generado en algunas personas una situación de cuidado, en otros casos ha generado temor y en otros pánico. Es por eso que en este video, como aporte a la sociedad en general, no hablaré específicamente de los niños con TDAH.

En estos últimos días, las autoridades han recomendado disminuir las actividades sociales al mínimo y a su vez suspender las clases en todos lo niveles educativos, una medida lógica y a la que tenemos que hacer caso para evitar la propagación del virus.

Esta circunstancia genera un cambio de costumbre y de hábitos en todas las familias, porque tener a los chicos en casa en esta época del año es una situación atípica.
Sin embargo, lo importante es no entrar en pánico: esto genera un estrés muy grande y el estrés produce cambios químicos en nuestro organismo, lo que provoca la aparición de ciertas sustancias que deprimen al sistema inmunológico.

Blog-web

¿Qué hacer en estos casos, donde los niños están dentro de casa las 24 hs.?
Mantener la calma es lo principal, tanto para adultos como para niños.
Contener la ansiedad y el estrés, que disminuye las defensas y esto hace que seamos más vulnerables frente a cualquier enfermedad.

Los adultos deben ser los encargados de transmitir tranquilidad y tener empatía para con otras personas que pueden estar en situaciones más complejas que la nuestra. La empatía es uno de los objetivos que debemos tener en nuestra sociedad, y actuar a favor de ella tanto en el nivel educativo como en el familiar. Para generarla, es importante actuar con calma y usando la razón, y los adultos debemos ser un modelo de contención emocional para los niños.

Es importante también tener en cuenta que el momento que estamos transitando no son vacaciones, por lo que tenemos que procurar que la rutina se mantenga pese a las adversidades. La primera, y en la que no necesitamos ayuda externa, es la rutina del sueño: mantener la hora de acostarse y la de levantarse.

El siguiente paso es, luego de levantarse, generar una rutina del día junto a los niños. Esto significa ordenar tareas a realizar durante el día, que no tienen que ser 100% académicas.

Por último, creo que es un buen momento para fomentar la lectura familiar, la lectura hablada y compartida entre todos, haciendo uso de los libros que tenemos en casa.

Te invito a ver mi video completo sobre este tema: